Beneficios de la aspirina para la piel que te sorprenderán.

La aspirina es un producto conocido a nivel mundial, fue uno de los primeros calmantes que se inventó para el dolor. Hoy día después de diversos estudios se ha comprobado su efectividad para prevenir los infartos ya que es un anti coagulante y evita que se formen trombos o coágulos en las venas que es lo que provoca mayormente los infartos. Pero su uso no se detiene ahí.

Este medicamento puede ser usado también para blanquear las partes oscuras de nuestro cuerpo, quitar manchas de sudor, entre otras. El último descubriendo sobre la aspirina indica que este se puede usar para resaltar la belleza de la piel con grandes resultados. Combatir el acné, reducir las manchas y eliminar todas esas impurezas que afectan la belleza son solo parte del efecto favorable que ejerce este medicamento sobre la piel.

Estas tienen un efecto antiinflamatorio que ayuda a disminuir el acné, incluso cuando se da en un grado crónico. También contiene un ingrediente liposoluble conocido como beta-hidroxiácido, muy utilizado para cremas y otros productos cosméticos para limpiar la piel. Este compuesto activo disminuye las manchas, estimula la eliminación de células muertas y ayuda a conseguir un rostro más uniforme y joven. Ahora te damos algunas recetas de cómo lo puedes utilizar para aprovechar sus propiedades:

Para borrar las manchas de las manos y del rostro.

En este caso será necesario que mezcles el jugo de 1 limón y 1 aspirina dentro de un recipiente. Aguarda hasta que éste se disuelva. Luego agrega 1 cucharadita de agua fresca y aplica sobre la piel. Deja actuar durante 10 minutos.

Para finalizar remueve con una esponja  realizando masajes circulares  para remover las células muertas. Realiza este tratamiento 2 veces a la semana.

Para elimina la caspa.

Aquí deberás arrojar 2 comprimidos dentro del frasco de champú y realizar lavados como lo haces habitualmente. Esto matará las bacterias y los hongos que producen la caspa.

Tratamiento anti-edad y anti-acné.

Mezcla una aspirina con 1 cucharada de agua tibia hasta que se disuelva. Luego agrega 1 cucharadita de miel de abejas y revuelve bien hasta formar una pasta. Aplícala sobre el cutis limpio y seco. Deja actuar durante 7 minutos y luego remueve con agua fresca.

Evita el contacto con el sol entre las 4 y 5 horas posteriores.

COMPARTIR EN: