Aprende a cultivar ajo en una maceta o patio de tu casa.

Son cada vez más buscados por los consumidores los productos orgánicos, debido a que son más saludables al ser cultivados sin pesticidas ni ninguna clase de químicos dañinos.  Lo que muy pocos saben es que en espacios reducidos podemos cosechar esos productos ya sea en nuestro patio, jardín o en una maceta en cualquier terraza.

Un producto que usamos a diario por ser uno de los condimentos principales y que más sabor le dan a la comida es el ajo.  Este producto es fácilmente cosechado en una maceta hasta dentro de nuestra casa. Pero además de este son muchos los productos que podemos obtener sin mucho esfuerzo. Por ahora vamos a aprender a cultivar ajos de forma sencilla.

En primer lugar vas a necesitar una maceta de unos 20cm de profundidad y con drenaje en la base, porque los ajos tienden a formar hongos si reciben exceso de agua, de modo que un drenaje adecuado es fundamental.  Puedes sembrar cualquier clase de ajo, simplemente separa los dientes y no les quites las cáscaras. Llenar el recipiente de tierra dejando 1 o 2 cm de distancia con el borde.

Colocar los dientes de ajo por lo menos a 10cm de la superficie y con 8 o 10 cm de distancia entre uno y otro; siempre con la parte puntiaguda hacia arriba.

Colocar el recipiente en un lugar donde reciba la luz directa del sol prácticamente durante todo el día, ya que esta planta necesita climas cálidos.

No excedas la cantidad de agua en el riego porque el diente de ajo plantado puede pudrirse al recibir demasiada humedad.

Al cabo de 8 a 10 meses, cuando las hojas comienzan a ponerse marrones, los ajos estarán en condiciones de cosecharse.

Después de retirarlos de las macetas, dejarlos en un lugar seco durante una semana, luego, podrás consumirlos.

COMPARTIR EN: