Haz tus propias cremas humectantes en casa.

Para evitar la flacidez de la piel y la aparición de las arrugas es de suma importancia mantener una piel hidratada. Aunque en el mercado hay una gran variedad de cremas que te pueden ayudar, también deberías aprender a preparar las tuyas en casas.

Estas cremas hidratantes son muy fáciles de hacer y le proporcionan más beneficios a tu piel, ya que no contienen ninguna clase de químico que pudiera causar una reacción adversa. ¡Anímate a intentarlo!

Loción de lechuga para hidratar la piel .

Hierva unas hojas de lechuga por 10 minutos. Deje enfriar, cuele y échela en un envase. Aplíquela con un algodón.

Loción de leche que humecta la piel

En una olla, caliente 2 cucharadas de agua y 1 cucharadita de miel a fuego lento removiendo hasta que se diluya. Retire del fuego y agregue 125 ml de leche entera y una yema de huevo.

Bata la mezcla. Guárdela en un frasco de vidrio en la nevera. Para aplicarla, úntese la loción en la cara y deje actuar por 20 o 30 minutos. Lave con agua. Repita en la mañana y en la noche por varios días.

Humectante casero de avena

1/4 de taza de avena cocida
2 cucharadas de miel
1 cucharada de gel de sábila (bien lavado para sacarle el yodo)

Se mezclan bien todos los ingredientes y queda un excelente humectante para la piel hecho en casa y con ingredientes naturales.

Humectante casero rico en proteína

1 yema de huevo
1/4 de taza de leche
1 cucharada de aceite de semilla de uva o de aceite de oliva.

Mezcla todos los ingredientes en un recipiente limpio, aplica  en la cara y deja secar bien. Luego retira con agua fría. Repite al menos tres veces por semana

COMPARTIR EN: