Los neurólogos afirman que esta canción reduce los nervios y la ansiedad en un 65%.

Desde el principio de los tiempos la música ha estado ligada a los humanos con un vínculo especial. Comenzando porque nosotros fuimos los que “descubrimos” la música e iniciamos su implementación en nuestras vidas de forma diaria. Todo porque hallamos en ella algo que nos cautivó nuestros más fuertes sentidos.

En la antigüedad, para el momento en el que no habíamos conseguido establecer o desarrollar nuestro lenguaje hablado. Usábamos los recursos que teníamos a nuestro alrededor para conseguir establecer una comunicación con los demás humanos que nos rodeaban. Fue allí donde nos dimos cuenta que mediante una secuencia de sonidos que podíamos expresarnos y hacernos entender.

Empezamos a crear diferentes ritmos y sonidos.

Comenzamos comunicándonos entre el sonido de una piedra con otra, y luego una piedra con un palo. Entonces descubrimos que dependiendo del objeto que usemos y la fuerza con la que implementes el movimiento, el sonido va a generarse con una variación. De tal modo que empezamos a crear diferentes ritmos y sonidos, para ocasiones en específico.

Pues con el pasar de los años y en el momento en que desarrollamos un poco más nuestras cuerdas vocales. Nos dimos cuenta que podíamos combinar el sonido que salía de nuestro cuerpo, ya fueran aullidos, gritos, gemidos o gestos. Pues todo con los ritmos que anteriormente ya estábamos implementando para comunicarnos. A partir de ese momento es que enpieza a implementarse las primeras “canciones” para ritos, cacerías, etc.

Las personas entran en un estado de euforia.

En relación a lo contado anteriormente, no es extraño ver el efecto que tiene la música en cada una de las personas. Es común observar como algunos comienzan a llorar en cuanto escuchan una canción en específico. Pero no siempre tienden a ser emociones pasivas como el llorar. Hoy en día se ve con mucha regularidad en los conciertos. Como las personas entran en un estado de euforia en el momento en que escuchan a sus artistas favoritos en vivo.

De acuerdo con los expertos en el área, la música nos transmite una mezcla entre sensaciones y sentimientos con el fin de relajarnos. O dejar en nosotros una calma, para ver cómo reflejamos lo que acabamos de sentir. Es más, la música está siendo considerada hoy en día como parte de algunos tratamientos médicos, ya que se dice que la música tiene propiedades medicinales.

Los niños reaccionan mejor al estímulo que provoca la música en ellos.

En diversas terapias de relajación o en consultorios psiquiátricos, la música es utilizada para que los pacientes generen ciertas emociones en específico. De igual manera, en los colegios se ha visto como los niños reaccionan mejor al estímulo que provoca la música en ellos. Haciendo así más fácil su interacción con sus compañeros de clase y su integración a las clases.

Se puede finalizar diciendo que está comprobado que la música tiene una gran influencia en nosotros, es algo casi incontrolable. Ya que puede cambiar nuestro estado de ánimo. Ciertas canciones pueden lograr en nosotros una paz interior. Y otras pueden hacer que desarrollemos en nosotros una energía nunca antes experimentada.

En esta ocasión te facilitaremos una canción que es considerada una de las más relajantes en nuestra historia. Y la cual según un estudio encontró que la canción “Weightless” reduce el cansancio fisiológico en un 35%, ya que calma la mente.

COMPARTIR EN: