Le fue quitada la vida a un raso de la Policía Nacional de los Alcarrizos por otro hombre que le fajo a tiros

Continúan llegando reportes de hechos de violencia en el país, en esta ocasión nos llega un caso que trata de un raso de la Policía Nacional quien fue ultimado a tiros en un suceso ocurrido en los Alcarrizos, así lo informó hoy la institución del orden.

De momento la victima ha sido identificado por el nombre de Joan Alberto Rodríguez Paulino, de unos 27 años de edad, quien vivía en el sector los Americanos, de ese mismo municipio, este joven murió a causa de impactos de bala que le produjo un hombre que hasta el momento ha sido identificado como “Randy Flow”.

 

De acuerdo a lo que dice el reporte preliminar este nos dice que este hecho se produjo cuando el raso de esa institución, en compañías de otros dos agentes más, momento que estaban en una calle del sector calentando la motocicleta del servicio preventivo.

Fueron en esas circunstancias que el lugar se llenó de humo afectando a varias personas, entre las cuales estaba “Randy Flow”. Se originó un conflicto en el que éste último le ocasionó al agente las heridas que le provocaron la muerte.

De acuerdo a la información de los policías, los miembros de la Policía Científica recolectaron en la escena tres casquillos calibre 9 milímetros; el arma de reglamento del agente, sus documentos, el cargador con cinco capsulas en su interior.

El cadáver fue llevado al Instituto Nacional de Patología Forense, mientras que “Randy Flow” permanece prófugo.

Esto es un vivo ejemplo de la falta de consideración y respeto por la vida de los demás que se tiene en nuestro país o ¿cómo pueden ustedes explicarse que por un simple humo se llegue a estos extremos?, la verdad es que muchos actúan sin tan siquiera pensar en las consecuencias y ahora observen este caso, un buen hombre muerto y un joven que tendrá que pasar sabrá Dios cuantos años tras las rejas tan solo por no saber controlar sus impulsos.

Ojala muchos aprendan a valorar un poco más la vida que tienen, ya que en cualquier momento pueden perderla si no aprenden a controlar los impulsos.
COMPARTIR EN: