Estos padres se NEGARON a abortar a su bebé con «malformación», 2 años después se ve ASI.

Para muchas personas el embarazo es el momento más hermoso y emocionante de sus vidas. La angustia y el anhelo de poder ver nacer a su bebé y tenerlo en brazos es algo que no se parece a nada.

 Sara Heller y su compañero Chris esperaban con ansias la llegada del pequeño Brody. Sin embargo, lamentablemente, lo que más temen les sucedió en la semana 24 de gestación.

Durante la ecografía, el médico les informó que el bebé tenía serias complicaciones. Y ante esto, les hizo la pregunta: ¿quieren hacerse un aborto o continuarán?

Brody tenía labio leporino y paladar hendido, por lo que terminaría con un defecto y también podría tener problemas de salud, le comunico  el médico a la pareja.

No obstante, ante la drástica propuesta que el médico les ofreció de interrumpir el embarazo, para ellos solo había lugar para una respuesta cuando supieron que estaba en camino. Decidieron seguir adelante, sin importar  cómo se veía el bebé y los problemas de salud los iban a enfrentar.

Después de los tiempos difíciles, decidieron compartir su historia, con el fin de poder crear conciencia y concienciar sobre las deformidades con las que pueden nacer los bebés.

“Es genial estar orgulloso de un niño independientemente de las circunstancias, queríamos cambiar la imagen de la ecografía de un bebé recién nacido en nuestras redes sociales”.

Pero sabían que no sería fácil: “Los labios y el paladar partidos pueden dificultar que un bebé coma, beba, sonríe y, a veces, incluso respire”, dice.

Cuando alguno de ellos salía a pasear con su bebé, siempre había una persona curiosa preguntándole si su hijo se encontraba bien y qué le había pasado en la cara, a lo que  siempre respondían con mucha educación.

“Preferí educar a buscar confrontaciones porque eso es lo que quiero que Brody haga en el futuro. Quiero enseñarle a ser el defensor de los jóvenes en la misma situación, que no tienen voz propia ” dijo la mamá

Pero siempre hay buenas personas que la apoyan y la ayudan en su trabajo de madre dándole cariño.

Sara jamás olvidará el día en que un extraño le entregó una hoja de papel doblada en un restaurante, el cual resultó ser un cheque por $ 1,000 junto con una nota:

“Por este hermoso bebé”.

Era solo el dinero que necesitaban para poder reconstruir su rostro y para el costoso tratamiento médico al que tuvo que someterse.

Finalmente, después de que su historia se volvió viral y gracias al apoyo de tanta gente, el pequeño Brody pudo ser operado. Y tuvo  una buena recuperación.

Es muy probable que tenga que someterse a más cirugías en el futuro, pero él ha sido un luchador y sus padres aún lo apoyan y le dan el cariño que necesita.

Su madre está muy orgullosa de tener un campeón valiente como Brody.