Él se despierta con un ojo negro y con resaca, ve nota rara de la esposa y se pone a llorar

El alcohol siempre nos termina haciendo daño, es por eso que recomendamos no ingerir alcohol y si lo hace que sea de forma moderada y responsable, así se evitan situaciones desagradables y lamentables como la de esta historia.

Esta es la historia de Enrique, un hombre que tomó tanto alcohol en una salida con amigos, que al otro día no recordaba ni como había logrado llegar a su casa o como se había cambiado asumo pijama.

Pensó que había sido su esposa y lo dejó ser, cuando se levantó y fue al baño, el reflejo del espejo lo dejó perplejo, tenía la cara toda golpeada y ojo casi negro por un golpe tan fuerte que seguramente había recibido, pero él no recuerda nada.

Enrique encontró una nota de su esposa, en la cual decía que el desayuno estaba sobre la mesa juntos a unas pastillas y un vaso de jugo, así podría aliviar la resaca. Cuando fue hacia la cocina encontró a su hijo desayunando pero no encontró a su esposa por ningún lado h tenía haber hecho algo malo esa noche ya que no recordaba nada.

Le pregunto a su hijo que si él sabía que había pasado anoche, ya que temía haber podido lastimar a su esposa, su hijo respondió que él no había hecho nada malo, que llegó muy borracho y al entrar a la casa empezó a formar alboroto hasta caer sobre una mesa y golpearse la cara.

Enrique estaba sorprendido y preguntó entonces por su esposa, que donde estaba, su hijo respondió que ella fue a comprar lo necesario para prepararle una gran cena a enrique, porque cuando ella lo llevó a la cama y empezó a quitarle la ropa porque se había vomitado encima, él gritó que se detuviera, que él era un hombre casado y amaba a su esposa.

Enrique no supo más que hacer que llorar, ya que hasta en el momento donde menos tenía sus sentidos alerta y cuando no sabía de si mismo, amaba y respetaba a su mujer.