Pensaban que este perro lloraba la muerte de su amo, pero escondía algo aún más conmovedor.

Los perros siempre se han destacado por ser considerados como el mejor amigo del hombre, y es que los perros sienten un cariño y un amor tan grande por sus dueños, que darían la vida por ellos.

Este es el caso de un pastor alemán, el cual desarrolló una fuerte relación con tu dueño. Tanto fue su amor por su dueño, que cuando este murió en un accidente, se deprimió tanto que salió de su casa y dormía en el cementerio sobre la tumba de su dueño.

El perro llegó al corazón de todas las personas que iban al cementerio, ya que estaba fielmente posado sobre la tumba de su amo. Sin embargo, el perro empezó a debilitarse ya que estaba tan deprimido que no probaba bocado alguno.

Lo que nadie podía creer, fue ver a la pastor alemán con cachorros, esta había hecho un agujero sobre la tumba de su amo y ahí dio a luz a una camada de cachorros.

Dada las condiciones del animal una niña se apiadó de su condición y le pidió a un veterinario que revisara a los cachorros y a la mamá. Al final decidió llevarse a toda la familia de pastores alemán a su casa, para así darles una vida mejor.

Ahora la pastor alemán y sus cachorros tienen una nueva familia donde les brindan amor y cuidados, el animal perdió a sus antiguos dueños pero se ganó el corazón de toda una familia.