El regalo que esta pequeña le pide a santa hace que mas de 40 policias llegaran a su casa de inmediato.

Todos deberiamos tener una infancia feliz, esta deberia ser la etapa mas feliz y hermosa de nuestras vidas, pero lamentablemente esta no es la situacion que atraviesan la mayoria de los niños, ya que sus vidas se ven marcadas por tragedias.

María Eugenia, es una pequeña de 7 años, de Tlaxcala, méxico, la cual cansada de su situación y el infierno que estaba atravesando decidió ir en busca de la única ayuda que pensó podrían hacerle, le escribió una carta a Santa Claus.

La niña no se acercó con la intención de obtener algún juguete, lo que ella quería era una ayuda urgente, para así salir de la situación en la que había vivido durante años.

La niña estaba esperando en la fila para entregarle su carta a Santa, cuando llegó su turno en su cara no había alegría, sólo había tristeza, Santa le pregunto que juguete quería, la niña contestó: “No quiero ningún juguete, sólo quiero que él deje de tocarme por las noches”.

El hombre no podía creerlo, una gran importancia y furia lo invadio, le dijo a la niña: “Yo te voy a cumplir ese deseo. Pero dime mi niña ¿Quien te hace eso?

“Mi padrastro, el esposo de mi mamá, se llama José Armando, él todas las noches espera a que mi mamá se duerma y va a tocarme, me da besos en todo el cuerpo, pero a mi no me gusta, la maestra de mi escuela nos dijo que nadie debe tocarnos”.

La niña siguió relatando lo que el hombre le hacía, dijo que no quería que ese hombre entrará su cosa en su cuerpo, que eso le dolía mucho. La niña no levanto la cabeza mientras decía todo esto, como si tuviera vergüenza de lo que lehacían, como si tuviera la culpa.

Desde hace dos años su madre compartía su vida y su hogar con ese hombre, su madre pensaba que tenía un matrimonio perfecto, sin saber lo que ese hombre le hacía a su pequeña hija.

María Eugenia sentía que el tiempo que pasaba en la escuela era muy poco, su madre le decía constantemente que era una malcriada y mal agradecida con José Armando, que tanto las ha ayudado.

Cuando Francisco, el hombre que hacía el papel de papá Noel, escucho la historia sólo le pidió a la madre que le diera la dirección de su casa, fingiendo que le daría un regalo a la niña.

Enseguida llamo a las autoridades, se necesitaron dos horas para analizar el caso, Santa dejo su puesto y se dirigió al lugar, cuando llegó había más de 50 elementos rodeando la casa, pero Francisco tenía tanta rabia que no respeto el protocolo y se fue directo a darle un puñetazo a ese miserable, mientras la niña observaba todo desde su ventana como Santa si cumplió su deseo.

A pesar de que el daño estaba hecho, pudieron evitar que esa situación siga pasando.